Presentado por: Adidas
Saltar al contenido

“El más importante que hice en mi carrera”: El relato en primera persona del gol de revés que Marcelo Barticciotto le anotó a Boca Juniors

Marcelo Barticcioto responde así cuando se le consulta qué partido de la Copa Libertadores 1991 es el que atesora: “Yo creo que es el de Boca acá”.

“Futbolísticamente fuimos más que Boca y les ganamos a un equipo que tenía muy buenos jugadores. Y eso nos hizo creer que podíamos salir campeones”, asegura el 7.

En aquel pleito, Colo Colo derrotó 3-1 a los transandinos con dos anotaciones de Rubén Martínez y la otra de Barticciotto, que significó el 2-0 parcial para los albos.

Este es el relato en primera persona de aquel recordado gol de revés, tras centro de Patricio Yáñez desde el costado derecho:

No sé cómo lo hice y yo creo que quizás no lo haga si se me da la oportunidad de hacerlo. Porque fue muy difícil. Fue como lo contrario a lo que uno debería hacer, porque lo más lógico era dejarla pasar y pegarle de zurda, de volea. Pero como yo vi que me iba a anticipar Soñora, como que él se me metió adelante, yo trato de anticiparle con el pie derecho para que no me la saque. Y después la pelota… no ando diciendo que la quise poner ahí ni nada por el estilo, porque eso… yo siempre digo que cuando el futbolista le pega con cualquier superficie de contacto que no sea el borde interno, muchas veces no la quiere colocar. Patea. Cuando uno le pega con el empeine afuera del área, hay comentaristas que dicen que la quiso colocar ahí… mentira. Cuando uno le pega con el empeine fuera del área, le pega al arco y después la pelota se mete donde se mete. Lo mismo que yo cuando le pegué de borde externo ese día: la pelota se metió ahí donde se metió. No es que le pegué al travesaño y entrara.

Fue un gol extraño. La jugada del Coca, el centro del Pato, el gol que nos daba la clasificación. Después hizo el gol Diego Latorre y tuvimos que hacer otro gol más, pero como que se abría el partido ahí. Pero sí, fue el gol más importante que hice, sin duda, en mi carrera. Inexplicable la sensación. Después del gol, me acuerdo que salí a correr. Había tantos periodistas que me querían agarrar y todo, pero me zafé y fui al banco de suplentes.

El primer que me abrazó fue Sergio Verdirame, que era mi amigo, nos llevábamos muy bien. Fue una alegría indescriptible. Es que uno llega a ponerse tan feliz que es inexplicable. Uno no tiene cómo explicarlo, de qué manera, cómo uno se siente en ese momento. Son segundos como un éxtasis ¿me entendés?, difícil de poder explicar.

Marcelo Barticciotto jugó once partidos en la Copa Libertadores de 1991 y anotó tres goles: el referido a Boca Juniors, a Barcelona de Guayaquil en la victoria 3-1 y a Deportes Concepción en el triunfo 2-0. Todos en el Monumental.