Presentado por: Adidas
Saltar al contenido

“Nunca pensé que ese relato nos podía cambiar la vida”: Vladimiro Mimica cuenta cómo se hacía radio en la época en que Colo Colo ganó la Libertadores

Junto con Sopa de Caracol, el relato de Vladimiro Mimica en la final de la Copa Libertadores de 1991 se ha convertido prácticamente en la banda sonora de aquel Colo Colo campeón de América. En los micrófonos de la extinta Radio Monumental, el puntarenense transmitió frases inolvidables que 30 años más tarde siguen oyéndose en los corazones colocolinos.

“Te queremos… Te queremos hablar, te queremos decir algo Copa Libertadores. Queremos que nos acompañes por un año, vas a ver cómo te queremos en Chile, vas a conocer de nuestra hospitalidad, Copa Libertadores de América. ¿Por qué has sido tan esquiva, Copa Libertadores de América? ¿Por qué no has querido venir a nuestras vitrinas?”, narró en plena transmisión del Colo Colo-Olimpia.

“Gracias a la radio AM. La Monumental… era una gran apuesta que hicimos. Nosotros veníamos de distintos medios. De Deporte Total de Minería, otros de Estadio en Portales, veníamos de la radio Chilena… hicimos una apuesta con la Radio Monumental. Logramos un éxito de sintonía jamás pensado”, revive Mimica desde Punta Arenas.

¿Cómo se hacía radio hace 30 años, en 1991? El fútbol se transmitía en AM, hoy mayoritariamente en FM?

—Era una maravilla, sin ninguna duda, con una tecnología absolutamente distinta. Nosotros transmitíamos el fútbol tirando metros y metros de cable y donde contribuíamos todos, tanto en Chile como en el extranjero (…) la FM, evidentemente, fue un giro en las transmisiones del fútbol fundamentalmente por lo que significa transmitir en FM, es otra calidad del sonido. Posteriormente se aprovecharon esas grandes cadenas de transmitir en AM y en FM

Ha cambiado la radio

—Evidentemente ha cambiado, ha dado un giro de 180 grados con la nueva tecnología. Me tocó transmitir un campeonato del mundo ya, en Estados Unidos 1994, a través de un teléfono celular. Lo hice con Mario Mauriziano y Patricio de la Barra, para la radio Chilena.

En ese tiempo se ‘tiraban’ cables incluso desde casas vecinas…

—En muchas oportunidades teníamos que recurrir a los teléfonos de las casas cercanas a los estadios para sacar las transmisiones. Y se tiraban cables y kilómetros de cable, desde la cabina para llegar a los vestuarios. El recuerdo para inolvidables técnicos como Waldemar Christensen, el Chorizo Olguín, el Chico Figueroa, Manuel Fernández, farfán de Radio Chilena, Fuentes en Radio Chilena posteriormente en Biobío… ellos supieron lo que era tirar metros y metros de cables. Incluso desde casas vecinas para sacar las transmisiones radiales.

Mimica en el Estadio Monumental. Foto: Archivo Copesa.

¿A qué hora llegó al Estadio Monumental ese 5 de junio de 1991?

—Ese día recuerdo haber llegado al Estadio Monumental a las cinco de la tarde. Había ya un ambiente extraordinario. Era una multitud la que se desplazaba por las calles. Fue una noche de gran expectación, como fue la noche de la final de Colo Colo 73, de Unión Española, de Cobreloa o la Unión Española. Pero no: Colo Colo era Colo Colo, jugaba en su estadio Monumental. Y yo diría con la convicción absoluta de que ese día no se podía arrancar la Copa Libertadores, y ese ambiente se palpaba en todas las calles aledañas al Estadio Monumental y rumbo al Estadio Monumental. Y yo diría desde el momento mismo que sale Colo Colo desde el hotel Sheraton, donde había concentrado.

¿Le cambió la vida ese relato de la final?

—La verdad es que nunca pensé que ese relato nos podía cambiar la vida. Jamás nunca pensé que esa Copa, y ese partido en lo particular, hubiera significado tanto en la historia del fútbol chileno y tanto en la historia de Colo Colo. Honestamente, solamente tengo que agradecer el hecho de que haya podido penetrar tan profundamente en el corazón del hincha colocolino, sé que es así, me lo recuerdan permanentemente, también el plantel. Fue un momento increíble, jamás imaginado. Y agradecerle al fútbol y a la vieja radio, esa radio que sigue imaginando. La radio no ha pasado de moda, pese a la tecnología del día de hoy, la radio sigue siendo mágica y es un espacio de imaginación permanente para toda la gente que la puede seguir.

Lo marcó

—Sin ninguna duda. Me marcó el relato de esa final de la Copa Libertadores de América, sin ninguna duda, cosa que se agradece. Solo yo recuerdo el momento de haber estado con Carlos Caszely a un lado, con Héctor Vega al otro lado… estoy hablando de Héctor Vega, yo diría, el más importante aporte extranjero que haya llegado al periodismo deportivo chileno alguna vez. Fue un honor haber trabajado con Héctor Vega Onesime. Me acuerdo perfectamente lo que significó esa noche, ese momento, más nunca nadie de nosotros nunca se imaginó lo que podía haber logrado esa emoción transmitirla a través de la radio.

Carlos Caszely acompañó a Mimica en la transmisión de Radio Monumental el 5 de junio de 1991. Más atrás se aprecia a Severino Vasconcelos. Foto: Archivo Copesa.

Días más tarde salió a la venta un cassette con sus relatos de la Copa Libertadores, incluyendo la final, en la radio Monumental ¿Cómo se gestó la idea?

—La verdad es que el casette perteneció al sello Emi Odeón. Fue Emi Odeón el que nos compró los derechos de la transmisión de toda la Copa Libertadores. Yo recuerdo que mientras Chile celebraba en la Plaza Italia, nosotros nos fuimos al estudio de grabación del sello Emi Odeón a grabar la parte final de la Copa Libertadores de América. El casette estuvo en 48 horas a la venta en todo el país. Recuerdo que dos días después los cassettes estaban en todas las vitrinas. Posteriormente, eso significó disco de platino, disco de oro. Nunca nos imaginábamos la repercusión que iba a tener aquello que logramos hacer. Fue un momento mágico, indescriptible, inolvidable.

Han pasado 30 años ¿Por qué cree que en todo este tiempo ningún equipo chileno ha vuelto a ganar la Copa Libertadores?

—Yo honestamente creo que las sociedades anónimas no le hicieron bien al futbol. Yo creo que las diferencias hoy son abismantes. Sin ninguna duda que influye el terreno económico, lo que cuestan hoy las planillas en países como Brasil como Argentina fundamentalmente, frente a la escasez del fútbol chileno. Hay países que han crecido en el terreno futbolístico como Colombia y Ecuador, que en aquellos tiempos no estaban en el mapa futbolístico de primer nivel, y hoy sí lo están. Y creo que se ha trabajado mal en Chile, hay escasez en el medio formativo y estamos distantes. Chile está muchos peldaños abajo hoy para pensar en un logro como el alcanzado por Colo Colo en 1991. Antes los equipos juveniles, las series formativas, iban al viejo continente. Hoy, aquello es impensado. Por ello creo que hemos retrocedido y por eso creo que va a costar mucho alcanzar lo de Colo Colo en 1991.