Presentado por: Adidas
Saltar al contenido

¿Herederos de Jozic? Así les ha ido en la banca a los campeones de 1991 que se convirtieron en entrenadores

Además de haber sido compañeros en Colo Colo 1991, ¿qué tienen en común Jaime Pizarro, Marcelo Barticciotto, Ricardo Dabrowski, Luis Pérez, José Letelier, Milton Flores, Miguel Ramírez, Rubén Martínez, Rubén Espinoza y Raúl Ormeño? La respuesta es que todos ellos, con distinto éxito, han tomado la decisión de convertirse en entrenadores. Y uno de ellos dice haber incorporado las enseñanzas del croata para sus funciones al borde de una cancha.

“Mirko nunca estaba conforme con nuestro rendimiento, por muy bien que hayamos jugado, por muchos goles que hubiésemos convertido. Mirko decía: sí se puede más. Siempre nos pedía más. Y esa es una de las cosas que tengo incorporado como entrenador, que es querer más, que es no conformarse con hacer uno, sino que vamos a hacer el otro. No con ganar un partido, vamos a ganar el otro. No ganar un torneo, vamos a ganar otro torneo. Siempre ganar más, autoexigirse. Lo tengo súper incorporado porque lo aprendí mucho de Mirko”, afirma el Cheíto Ramírez, quien hasta 2020 dirigió a Santiago Wanderers.

Campeones en el primer equipo

De los campeones de la Copa Libertadores 1991, Jaime Pizarro y Marcelo Barticciotto han sido los dos únicos que lograron dar una vuelta olímpica como entrenadores de Colo Colo.

En el caso de Pizarro, el Clausura 2002 que consiguió tuvo ribetes de heroísmo pues se trató de un título en plena quiebra de Colo Colo. Un hecho que incluso inspiró la escritura del libro Campeón en la quiebra: no lo olvido más, editado por Trayecto Editorial.

Jaime Pizarro dirigiendo a Colo Colo. Foto: Archivo Copesa.

Con un equipo lleno de juveniles promovidos al primer equipo más algunos experimentados como Marcelo Espina, Manuel Neira y Marcelo Barticcioto, pupilos de Pizarro habían quedado a las puertas de la final del Apertura 2002 pues en semifinales fueron eliminados por Rangers de Talca, en el Estadio Monumental. Sin embargo, la revancha llegó un semestre más tarde al conquistar el Clausura 2002. En la final, el Cacique se enfrentó ante Universidad Católica, el campeón vigente tras superar a los talquinos en el citado Apertura. No obstante, los albos ganaron 2-0 en la ida en el Monumental (goles de Marcelo Espina e Ignacio Quinteros), y 3-2 en la vuelta jugada en el Estadio Nacional (anotaciones de Marcelo Espina y Manuel Neira en dos oportunidades).

Luego de aquel título con Colo Colo, Pizarro ha dirigido a Audax Italiano y a Palestino, y en la actualidad es el técnico de Barnechea, en la Primera B.   

Jaime Pizarro dirigiendo a Barnechea. Foto: Agencia Uno.

Por su parte, Marcelo Barticciotto inició su carrera como técnico en el fútbol profesional al mando de Universidad de Concepción. Con los penquistas logró clasificar a la final del Clausura 2007, pero al frente tuvo a Colo Colo, elenco que finalmente se quedó con el título.

Pero la revancha para Barti llegó de inmediato. En agosto de 2008 fue nombrado técnico de Colo Colo y ese mismo semestre ganó el Clausura de ese año tras igualar en la ida 1-1 contra Palestino en el Estadio Nacional y ganar 3-1 en el Monumental.

La última experiencia de Marcelo Barticciotto como entrenador fue en Audax Italiano.

Marcelo Barticciotto en una práctica con Colo Colo. Foto: Archivo Copesa.

Sin el éxito de Pizarro ni de Barticciotto, Ricardo Dabrowski y Luis Pérez han tenido la oportunidad de hacerse cargo del primer equipo.

En el caso del Polaco, este ya había sido ayudante técnico de Mirko Jozic y había dirigido a Palestino (1993), Newell’s Old Boys (1998), Palestino (1999-2001), Santiago Wanderers (2002), Aldosivi (2004) antes de llegar a la banca colocolina. Sin embargo, allí no le fue bien, y el exdelantero continuó con su carrera al borde de la cancha en Deportes Melipilla (2008), Tiro Federal (2009), Temperley (2010-2011), Sol de América (2011-2014) y Nacional de Paraguay (2015).

Y Pérez ha asumido interinamente en 2011 (en reemplazo de Diego Cagna y de Américo gallego) y en 2012 (relevando a Ivo Basay). Como técnico titular, ha dirigido a San Antonio Unido (2013 y 2016-2017) y a Deportes La Serena (2013-2014).

Luis Pérez ha dirigido el primer equipo de Colo Colo. Foto: Archivo Copesa.

 El técnico más ganador del fútbol femenino chileno

A juzgar por los resultados, el único que hasta ahora ha logrado emular el logro de Mirko Jozic en Colo Colo es José Letelier, el tercer portero del plantel campeón de América en 1991. Ello porque bajo el mando técnico del Pulpo, el equipo femenino de Colo Colo ganó la Copa Libertadores femenina de 2012, tras vencer por penales en la final a Foz Cataratas de Brasil.

En aquel torneo, las albas avanzaron a las semifinales como las mejores segundas de todos los grupos. En la ronda de los cuatro mejores elencos superaron a Vitória de Brasil por 4-3, y en el pleito decisivo fueron más efectivas desde el punto penal tras igualar sin goles en el tiempo reglamentario.

Letelier, además, se aburrió de ganar campeonatos locales con las albas (fueron diez entre 2010 y 2015). Y consecuentemente con los éxitos dentro de la cancha, el exportero fue nombrado en 2016 como entrenador de la Selección Nacional Femenina, donde hizo historia: clasificó a la Roja femenina a su primer mundial adulto –Francia 2019- tras la obtención del segundo puesto en la Copa América 2018 que se disputó en La Serena; y este año logró que Chile consiguiera pasajes rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio tras vencer en una serie de repechaje a Camerún en Turquía.

José Letelier durante el Mundial de Francia 2019. Foto: Agencia Uno.

En Francia 2019, Chile estuvo a un gol de clasificar a los octavos de final pero Francisca Lara falló su penal: Chile derrotó 2-0 a Tailandia en la última fecha (necesitaba el 3-0 para pasar de ronda), haciendo más decorosa la hasta entonces inédita participación. Cabe consignar que los elencos restantes del grupo fueron Estados Unidos y Suecia, selecciones que fueron las futuras campeonas y terceras, respectivamente.

Ahora, su objetivo es realizar una buena presentación en la cita de los anillos.

Letelier no sumó minutos en Colo Colo 1991. Sin embargo, es el único que ha podido repetir la celebración copera en dos momentos diferentes.

Campeones en torneos de ascenso

Aunque finalmente el ascenso de Santiago Wanderers en 2019 fue decretado por secretaría a consecuencia del estallido social, lo cierto que el responsable de que los porteños hayan sido los punteros al momento de la suspensión del fútbol fue Miguel Ramírez, otro de los protagonistas de 1991 que protagonizó –a su manera- una vuelta olímpica en el fútbol chileno.

Miguel Ramírez dirigiendo a Santiago Wanderers en Primera B. Foto: Agencia Uno.

Por su parte, Milton Flores fue uno de los siete jugadores inscritos en el plantel que ganó la Copa Libertadores 1991 (los otros que no sumaron minutos fueron el mencionado Letelier, Leonardo Soto, Alfredo Oteíza, Aníbal Valdivia, Sergio Verdirame y Raúl Castro). Sin embargo, también forma parte del selecto grupo de exjugadores campeones de América que logró dar una vuelta olímpica en el fútbol chileno.

Flores consiguió su título al mando de Unión Temuco al ascenderlos en 2009 desde la Tercera División a la Primera B. En la última fecha de la liguilla, el elenco que perteneció a Marcelo Salas derrotó como visita a Unión Quilpué 2-0 y aseguró el título.

Y Rubén Martínez se consagró campeón del torneo de Tercera División A 2015 con Independiente de Cauquenes, logrando así el retorno de los rojos al fútbol profesional después de 35 años.

Las apuestas menos exitosas

O’Higgins marchaba a los tumbos en el campeonato de Primera División 2001. Por ello, la dirigencia contrató a Rubén Espinoza con el objetivo de evitar como fuese el descenso a la Primera B. Sin embargo, el también exjugador celeste no pudo mantener el barco a flote y fue reemplazado por Luis Droguett. Finalmente, los rancagüinos descendieron (ha sido la última vez que han perdido la categoría).

Tiempo más tarde, en 2006, Espinoza asumió en el recién descendido Unión San Felipe con la tarea de devolver a los aconcagüinos al fútbol de honor. No lo pudo conseguir. Y en 2011, dirigió interinamente a Ñublense.

Raúl Ormeño fue contratado por San Luis de Quillota, donde permaneció entre 2007 y 2008, aunque sin mayor figuración de los canarios en el torneo de Primera B.

Y en 2014, Eduardo Vilches tuvo una breve aventura dirigiendo a Malleco Unido en la Segunda División profesional, pero los malos resultados hicieron que los dirigentes angolinos lo reemplazaran por Gerardo Silva.

Los preparadores de arqueros

Una vez que se retiraron como futbolistas, Daniel Morón y Marcelo Ramírez entregaron sus conocimientos posteriormente como preparadores de arqueros. Y ambos han tenido la oportunidad de ejercer tal función en el Colo Colo de sus amores.

Morón, además, trabajó como preparador de arqueros en el cuerpo técnico que encabezó Marcelo Bielsa en la Selección Chilena, e incluso viajó al Mundial de Sudáfrica.

Daniel Morón junto con Marcelo Bielsa. Foto: Archivo Copesa.

Sin embargo, el Loro renunció en agosto de 2010 argumentando incumplimientos en los pagos por parte de la ANFP. Años más tarde, cuando asumió Reinaldo Rueda en la Roja, su nombre sonó para volver a integrar el cuerpo técnico de la Selección Chilena.