Presentado por: Adidas
Saltar al contenido

El debate entre los campeones: ¿Por qué el fútbol chileno no ha vuelto a ganar la Copa Libertadores a 30 años de Colo Colo 1991?

A 30 años de la primera y hasta ahora única Copa Libertadores que tiene el fútbol chileno, pareciera que la distancia con aquel logro es mucho más larga que el mero transcurso del tiempo ya que en el corto plazo se ve difícil que aparezca otro elenco nacional que sea capaz de darle a nuestro balompié la segunda Copa.

Para Raúl Ormeño, de momento es complicado que un equipo chileno pueda repetir la gesta de 1991 dada la actual conformación de los elencos actuales. “Es muy difícil conseguir un grupo como el que logramos tener, logramos hacer. Hoy día, sobre todo por lo que se vive, que los jugadores quieren irse, lo único que quieren es jugar en el extranjero, y que me parece muy bueno, pero nosotros no. Nosotros éramos un grupo muy especial. Y si no se logrado hacer un grupo así, no hay campeón de América”, aseguró.

Jaime Pizarro plantea que otra razón tiene que ver con que ahora “todo es inmediato”, mientras que en Colo Colo 1991 “este grupo tuvo años de proceso, de tiempo, de maduración, de equivocarse, de pararse, de volver a caerse hasta que logró consolidarse. Y eso hoy día es muy difícil porque están los temas económicos, las pretensiones deportivas… hoy día cada vez parece más difícil de estabilizarlo”.

Además, el capitán de Colo Colo 1991 remarca que “hoy estamos desgranados en el afán particular, más propio. Nos falta ese sentido colectivo. Y es necesaria esa pasión, ese desear el bien”.

«Ojalá ganemos la Copa Libertadores una vez más y ojalá sea Colo Colo. Pero no está fácil«, reflexiona Lizardo Garrido. “Está complicado. Como están los equipos ahora, es muy difícil”, aporta Miguel Ramírez.

Marcelo Barticciotto y Eduardo Vilches festejan la Copa Libertadores la noche del 5 de junio de 1991, en una escena que parece irrepetible a juzgar por los desempeños internacionales de los equipos chilenos en el último tiempo. Foto: Archivo Copesa.

Para Daniel Morón, el nivel del campeonato chileno influye para que los elencos chilenos desde hace mucho tiempo no disputen finales internacionales.

“Me encantaría que llegáramos a finales. Yo creo, y esto lo digo con todo el respeto que me merecen los que desarrollan el campeonato, que nosotros creemos que tenemos un gran campeonato y ¡no estamos teniendo un gran campeonato! Porque al final de cuentas, nosotros terminamos compitiendo con otros países. Y los otros países si tienen un mejor campeonato, es porque seguramente elevan si nivel deportivo. Y hoy lamentablemente están por encima nuestro hasta los venezolanos, que han pasado encima nuestro en las Libertadores o en la Copa Sudamericana. Para qué decir Ecuador, para qué decir los mismos peruanos. Entonces, yo creo que nuestra competencia algo le está faltando”.

“Me gustaría saber qué es lo que es, porque cuando uno dice que algo le falta, pucha, ayudame, dame una ayuda y decime qué es lo que está faltando, qué es lo que harías tú. Pero de verdad creo que hay algo que nosotros creemos que lo estamos haciendo bien y no lo estamos haciendo bien”, complementa el Loro.

Patricio Yáñez estima que la rápida venta de jugadores le quita poderío a la liga chilena, lo que trae consecuencias que se reflejan en el ámbito internacional: “Me parece que hoy en día es muy difícil conseguir la Copa Libertadores. Me parece que hay una compra en verde… yo diría una compra en blanco del futbolista, que se va muy joven y esto, de alguna manera, va despotenciando lo local. Y lo local no tiene un gran nivel. Yo te diría que nos cuesta mucho competir. Nosotros nos podemos decir que es competitivo. Gana Católica, gana Colo Colo, gana la U, pero asomas un poco la cabeza en el plano internacional y la realidad es demasiado cruel porque nos cuesta competir”.

“Tiene que ver con una propuesta futbolística, en la calidad de los jugadores, que hay menos jugadores de calidad. Porque si uno hace un recorrido, a lo mejor uno dice que con todos los que están en Europa, los que están en México, en Argentina, demás tenís un equipo competitivo para ganarla. Pero bueno, eso no va a poder ser nunca esa realidad. El éxodo era menor en 1991. Era muy difícil salir. Manteníai equipo y eso para mí es una cuestión importante”, añade el Pato.

Tras ganar la Copa Libertadores de 1991, los hinchas de Colo Colo salieron en masa a las calles. Para muchos, estos festejos fueron más grandes que tras el Plebiscito de 1988 y la clasificación de la Selección Chilena a Francia 1998. Foto: Archivo Copesa.

Según la reflexión de Marcelo Barticciotto, para aspirar a volver a ganar la Copa Libertadores “de partida, tiene que haber una comunión de dirigentes, cuerpo técnico, jugadores, de formar un grupo unido. Nosotros hoy día estamos lejos de los mejores equipos de América en cuanto a la inversión, infraestructura y un montón de cosas. En ese momento que ganamos la Copa, ojo, también habían mejores jugadores que nosotros: en Brasil”.

“Antes también había diferencias económicas entre lo que ganaban los jugadores en Argentina, en Brasil. Sobre todo Brasil y Argentina, que nos sacaban diferencias. Pero yo creo que ahora es lo mismo que te digo: hay un tema de falta de pertenencia, falta de pasión. Sin duda que estamos lejos en cuando a la inversión, al dinero. Pero también hay montón de factores que hacen que estemos muy lejos que estemos lejos de ganar una Copa Libertadores de nuevo”, complementa Barti.

Entre 1991 y 2021, el que estuvo más cerca de obtenerla fue Universidad Católica subcampeón 1993. Y más adelante, los representativos nacionales se inclinaron en semifinales: Colo Colo 1997 (cayó ante Cruzeiro, el futuro campeón), y Universidad de Chile en 1996 (cayó ante River Plate, el futuro campeón), 2010 (cayó ante Chivas, que luego perdió la final contra Internacional de Porto Alegre) y 2012 (cayó ante Boca Juniors, que en la final perdió ante Corinthians). Y en cuanto a finales internacionales, únicamente se cuentan las finales de la Copa Sudamericana 2016 en que Colo Colo perdió ante Pachuca, y la de 2011 que ganó Universidad de Chile a Liga Deportiva Universitaria de Quito (que a su vez le permitió disputar la Recopa que perdió a manos de Santos de Brasil).